ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

COMUNICADO: EL IAC ANTE LA SITUACIÓN ACTUAL DEL SECTOR

IMPULSEMOS LAS BUENAS PRÁCTICAS EN LOS MUSEOS Y CENTROS DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y TAMBIÉN EN EL MUSEO DEL PRADO

La habitual retórica de gobiernos de distinto signo político sobre la importancia de la cultura y el arte para el desarrollo personal, social y económico convive en nuestro país con realidades tan negativas como la eliminación de su rango ministerial, el castigo de un IVA muy superior al resto de países europeos o la inexistencia de una Ley de Mecenazgo ampliamente demandada. Todo ello está teniendo su reflejo en las malas prácticas de distintas administraciones públicas que han dado lugar recientemente a conflictos tan graves como los del MARCO de Vigo, LABoral de Gijón, Patio Herreriano de Valladolid o Casal Solleric de Palma de Mallorca. A través de sus delegados territoriales, el IAC está interviniendo de forma decidida en estos casos defendiendo las buenas prácticas frente a actuaciones que las incumplen y perjudican decididamente al sector.

El Código de buenas prácticas en museos y centros de arte contemporáneo fue firmado en 2007 por la ministra de Cultura Carmen Calvo y los representantes del Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo, el Consejo de Críticos de Artes Visuales, la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo, el Instituto de Arte Contemporáneo y la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales. Aun no teniendo carácter normativo fue un primer paso importante para la normalización del campo del arte contemporáneo respecto a los países más desarrollados de nuestro entorno.

Tenemos la convicción en el IAC de que las buenas prácticas tienen que aplicarse y ampliarse a todos los ámbitos y agentes que conforman el sector, haciendo cumplir de manera real la Ley para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en la creación y producción artística, recuperando los recursos públicos para la cultura y el arte hasta aproximarlos a los de los países europeos de referencia, favoreciendo la inversión del sector privado en el arte contemporáneo, mejorando el papel del arte en el sistema educativo, desarrollando una estrategia de promoción y difusión nacional e internacional de la producción artística por parte de un necesario Ministerio de Cultura en cooperación con las Comunidades Autónomas, y fomentando una información rigurosa y de calidad sobre arte contemporáneo en los medios de comunicación.

Y todo ello con una decidida vocación de conectarnos con las demandas de la ciudadanía y de ejemplificarlo tanto desde un punto de vista pedagógico como simbólico. El IAC ha entrado recientemente a formar parte de varios patronatos y jurados con el fin de velar por la aplicación de las buenas prácticas y de promover que las distintas administraciones públicas actúen de una forma rigurosa y leal con el sector, fortaleciéndolo y mejorando con ello el desarrollo del arte contemporáneo en nuestro país.

En este sentido compartimos, con otras asociaciones y agentes artísticos del contexto europeo del que formamos parte, el objetivo de que el concurso sea la práctica habitual en la elección de las direcciones de las instituciones culturales. La realidad de que el Museo del Prado no es un museo o centro de arte contemporáneo no debe ser un obstáculo para que, precisamente por su importancia y carácter simbólico, y reconociendo la buena labor realizada por Miguel Zugaza, elegido por otro procedimiento en un momento muy distinto, tenga una nueva dirección elegida de forma transparente mediante un concurso internacional abierto, con un jurado profesional y representativo.

 Un cordial saludo,

Instituto de Arte Contemporáneo

www.iac.org.es