ESP

 

Search

 

contacto

Contact with the IAC

Adora Calvo

Galerista

(inactivo)

Uno de los ejes fundamentales del proyecto de la galería es la visualización de las genealogías formales y conceptuales que se han producido en el contexto español entre las nuevas generaciones de artistas y sus predecesores. En ese sentido, nos interesa especialmente la conexión entre los principales artistas del conceptualismo y el minimalismo español y los nuevos artistas emergentes que están generando sus propias reformulaciones de estos movimientos artísticos.


"Es luz", exposición colectiva

Un ejército de luz inunda, desde el principio de los tiempos, todo lo que nos rodea. Cada día y cada noche, la luna, el sol y el resto de estrellas, secundados por el fulgor de millones de faros que, por todo el planeta, rompen la oscuridad de las tinieblas, salen a nuestro encuentro para revelarnos, con su luz, un universo a todo color que vibra al compás de nuestros sentidos. La poesía encarnada del atardecer, la titilante danza del fuego, el arcoíris reflejado en los cristales de una lámpara de araña, la purpurina nacarada de la arena en la playa, o el azul marino del agua que la baña, son imágenes que, a través de dos ojos mensajeros que conocen el lenguaje de la luz, conectan con nuestra sensibilidad más profunda; esa que, a menudo, nos despierta emociones inesperadas y, muchas veces, inexplicables, pero que, al mismo tiempo, nos define como seres humanos.

 

Desde Goethe hasta Platón, han sido muchos los que han elevado el sentido de la vista a la categoría de lo divino. Y es que los ojos son nuestra particular ventana al mundo; una ventana cuyos cristales, no obstante, filtran la realidad, interpretándola y resignificándola. Porque, a fin de cuentas, luz y color no existen más allá de nuestra percepción sensorial, y, por tanto, su lectura está sujeta, de forma inevitable, al contexto que la descifra.

 

Si bien el color ha terminado por conformar todo un lenguaje simbólico que varía en cada cultura, la luz, en su eterna dicotomía con la sombra, ha sido empleada, de forma general, como metáfora de conceptos metafísicos vinculados a la trascendencia del ser. Ese potencial expresivo de la luz como elevación espiritual está presente a lo largo de toda la historia del arte, desde las más antiguas representaciones de deidades solares, pasando por el tamiz cromático de las vidrieras góticas, hasta el avenido matrimonio de los impresionistas con la luz. Y es que el fenómeno lumínico como recurso artístico parece incombustible.

 

Es luz reúne la obra de cinco artistas cuyo trabajo transita ese universo habitado por haces luminosos, impulsos eléctricos e hipnóticos colores que busca trascender la percepción sensorial del espectador mediante su interacción con él. La muestra propone un recorrido a través de una serie de piezas que invitan a la introspección, al tiempo que invocan las cualidades subjetivas del color. Así, podremos entablar conversación con los experimentos lumínicos de Lidia Benavides (Madrid, 1971), los envolventes paisajes de Carmen Laffón (Sevilla, 1934), la oda al azul de Ángeles San José (Madrid, 1961), la escultura interactiva de Anaisa Franco (Brasil, 1981), y las visiones cromáticas de Virginia Rivas (Madrid,1981). De este modo, distintas aproximaciones a los efectos de la luz y su relación con el entorno se funden en esta muestra colectiva para hacer viajar al espectador a otros mundos bañados por luces de neón, destellos y color.

 

Ainoa López Riesco