ENG

 

Buscar

 

contacto

Contactar con el IAC

Una intervención escultórica de Isidro Blasco, se apodera del salón de baile del Museo Lázaro Galdiano

Museo Lázaro Galdiano

Del 4 de octubre de 2019 al 26 de enero de 2020

Isidro Blasco, artista madrileño, afincado en Nueva York, con una formación arquitectónica a la que no es ajena su obra, presenta en Espacio emergente un proyecto de intervención escultórica ideado expresamente para el salón de baile del Museo Lázaro Galdiano.

La instalación, que se exhibe en la primera planta del Museo Lázaro Galdiano desde el 4 de octubre y hasta el 26 de enero de 2020, presenta un espacio en movimiento a través de una construcción realizada con elementos planos montados sobre bastidores y cubiertos por fotografías tomadas en distintos puntos del Museo.

Espacio emergente no solo pone en relación distintos ámbitos del Museo, sino que también interviene en la manera de aproximarse a la Colección por parte de los visitantes, generando un encuentro entre el público de arte más clásico y el de arte más actual.

En esta obra -según apunta el comisario de la muestra, Fernando Quesada- Isidro Blasco hace visible el proceso individual de percepción del espacio y, al construirlo, lo vuelve una experiencia compartida.

Espacio Emergente es un proyecto de intervención escultórica site-specific en el espacio principal sobre el que gira el Museo Lázaro Galdiano. El proyecto busca intervenir no solo en el propio espacio físico y perceptivo, sino en el espacio institucional y social, así como en la memoria misma del museo. La instalación consiste en una gran construcción realizada con elementos planos ligeros montados sobre estructuras de bastidores con un componente arquitectónico muy marcado.

Las superficies base se cubren con fotografías C-print de gran formato y alta resolución, que reproducen los fragmentos del museo como un espacio móvil y en fuga. Las imágenes fotográficas manipuladas digitalmente se diferencian drásticamente de la atmósfera y las texturas físicas del espacio real. Se trata por tanto de dobles reproducciones —fotográficas o de superficie, y escultóricas o de volumen—, que no solo reproducen el espacio, sino que lo reconfiguran gracias a su condición inequívocamente constructiva. Se persigue la amplificación de la experiencia del espectador, su apertura al propio espacio del museo, que con este proyecto cobra un gran protagonismo, y la sensibilización hacia su historia.

Percepción, memoria, identidad y espacio son por tanto los conceptos básicos con los que este proyecto pretende trabajar.

La obra de Isidro Blasco pone en juego la percepción artística y la conexión entre las artes. Su pieza es una escultura en la que tanto arquitectura como fotografía forman parte y se confunden. La deconstrucción de la mirada se recompone en esta nueva visión.

Isidro Blasco nació en Madrid en 1962 y vive en Nueva York desde 1996. Es licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense y doctorando en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. Ha sido escultor en residencia en la Academia de España en Roma en 1991. Ha recibido la beca Pollock Krasner Foundation en 1998 y 2010 y la Guggenheim Foundation Fellowship in Visual Arts en 2000. Sus obras pertenecen a las colecciones del Museum of Modern Art MoMA, el Whitney Museum of American Art, el Tweed Museum of Art y el Chicago Institute of Contemporary Art, entre otras instituciones. Su trabajo se ha exhibido en el P.S.1./MoMA de Nueva York y el Whitney Museum, Champion Branch. Ha tenido una exposición individual en el Museo Nacional Reina Sofía en 2004 y muestras en Nueva York, Shangay, Sydney, Lisboa y São Paolo.